La carretera más bonita del mundo

Hoy os vamos a hablar de la carretera más bonita del mundo por la que nosotros hemos pasado. Se trata de la carretera que va desde Manali, la puerta de entrada al Himalaya, hasta Leh, capital de Ladakh (India).

¡Eso sí! Os avisamos de que esta carretera no es apta para cardíacos! El trayecto no llega a 500 km y tardamos 2 días en recorrerlo, con parada para dormir a medio camino.

Y como una imagen vale más que mil palabras, os dejamos algunas fotos para que vosotros mismos lo valoréis.

P1030402

P1030389 P1030355 P1030384 P1030413 P1030330 P1030297 P1030319

La aventura empieza justo salir de Manali, al ver que lo que tú pensabas que sería una carretera, es un estrecho camino de tierra, por el que no pasan dos camiones a la vez.

P1030245

Hasta aquí todo bien, pero si a esto le sumas que a un lado de la pista hay montaña y al otro lado hay un acantilado sin quitamiedos (en el que alguna vez ves un camión volcado), la situación se pone un poco tensa hasta que consigues pasar…y te encuentras con otro camión de frente ;). Al estar la carretera cerrada durante la mayor parte del año, durante los meses transitables se acumula mucho tráfico, sobretodo de camiones.

P1030360

El peligro está, sí, pero por el momento es la carretera más bonita del mundo que hemos recorrido. Solo escribiendo estás líneas, se nos ponen los pelos de punta mientras vamos recordando la experiencia que vivimos. Experiencias que te quedan marcadas como un tatuaje en tu mente.

Durante estos casi 500 km, en los que cruzas el Himalaya, verás desde picos nevados, a lagos, desiertos o paisajes rojizos que te harán pensar que te encuentras en Marte.

Con lo que debéis ser más cautelosos es con el mal de altura. Intentad aclimataros antes de empezar el trayecto, pero no os asustéis si tenéis algún síntoma (aumento del ritmo cardíaco, cansancio, dificultad para respirar, etc), y es que durante el recorrido cruzaréis el segundo paso transitable que está a más altura del mundo, el paso Tanglang La (5328 metros). Si los síntomas perduran lo mejor es no seguir subiendo.

Aún teniendo en cuenta las adversidades que pueden surgir (que os la tenemos que contar sí o sí) recomendamos hacer este trayecto al menos una vez en la vida. Y si no os veis capaces de hacerlo de vuelta, no os preocupéis, podéis salir de Leh en avión. 🙂

Si os aventuráis a ir debéis tener algunas cosas en cuenta:

  • Os recomendamos no subir muy rápido hasta Leh. Nosotros nos paramos unos días en Manali para aclimatarnos y no sufrir el mal de altura (aún así sufrimos algunos síntomas).
  • La carretera no está abierta todo el año. Normalmente solo es transitable de junio a octubre, pero depende de la cantidad de nieve que haya.
  • No es un recorrido apto para todo el mundo: cruzas ríos, ves camiones que han volcado, hay tramos que los están reparando sobre la marcha, etc. Por lo que si sois de los que sufrís, no os recomendamos aventuraros en esta ruta.
  • Haz la carretera en dos o tres días y para por el camino a dormir. Básicamente por dos motivos: habrá menos probabilidades de sufrir síntomas de mal de altura y disfrutarás con más tranquilidad de este espectáculo que nos brinda la naturaleza.

Aquí os dejamos más fotos de nuestra pequeña aventura.

P1030440 P1030435 P1030432 P1030430 P1030428 P1030426 P1030425 P1030418 P1030416 P1030413 P1030405 P1030402 P1030401 P1030400 P1030399 P1030398 P1030396 P1030389 P1030387 P1030384 P1030382 P1030373 P1030371 P1030370 P1030367 P1030363 P1030362 P1030360 P1030357 P1030355 P1030347 P1030346 P1030343 P1030342 P1030337 P1030335 P1030333 P1030331 P1030330 P1030326 P1030325 P1030319 P1030315 P1030310 P1030297 P1030291 P1030290 P1030288

 

 

 

Comparte y Síguenos:

Deja un comentario

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial